Reformas en tu vehículo

Reformas en tu vehículo

Reformas de identificación: Por ejemplo aquellas que se refieren a sustituir de forma parcial o total el bastidor o algún elemento de la estructura que afecta de alguna manera al número de identificación.

Reformas en la unidad motriz: En este apartado podemos encontrar toda una serie de reformas que podemos llevar a cabo: pueden ser modificaciones en el depósito, en la centralita, en el sistema de escape, en la alimentación, en la unidad motriz o en elementos similares.

Reformas en la transmisión: La transmisión incluye la caja de cambios, el embrague, los ejes motrices. Todas las reformas de este apartado pueden afectar de forma notable al rendimiento del motor del vehículo.

Reformas en las ruedas y los ejes: Otra de las reformas más habituales consiste en la modificación del número de ejes del vehículo, incorporar nuevos tipos de neumáticos o elementos similares.

Reformas en la suspensión: En este apartado se incluye cualquier tipo de modificación que pueda llegar a afectar tanto a la suspensión como a los elementos elásticos que la componen.

Reformas en la dirección: Puede ser, por ejemplo, cambiar el volante por otro más estético, modificar el emplazamiento del mismo, el sistema de dirección.

Reformas en el sistema de frenos: Se pueden modificar los mandos de los frenos la ubicación así como algunas otras características del sistema de frenado.

Reformas en la carrocería: Aunque anteriormente hemos hablado de que no nos íbamos referir al tunning, lo cierto es que es casi importante decir que vamos a hacer una mejora en nuestro coche y no referirnos a este. Aquí podemos encontrar, por ejemplo, cambios en la tapicería, en los cinturones de seguridad, optimización del espacio disponible.

Reformas en los dispositivos de señalización y alumbrados: Cualquier tipo de sustitución o modificación que les pueda llegar a afectar.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *