El pueblo se niega a la vida nocturna

El pueblo se niega a la vida nocturna

Son muchos los locales que sin éxito abren en el pueblo con la esperanza de prosperar una vida nocturna para la juventud del pueblo y que por causas que aún se desconocen acaban cerrando en una o dos semanas tras la apertura.

Glasses with cocktails held by happy friends at party

Incluso con éxito rotundo estos locales cierran de forma sospechosa y sin previo aviso, llegando incluso a pensar que es el pueblo el que está ejerciendo presión negativa para que los mismos acaben marchándose o destinando su negocio a un uso diurno.

El pueblo necesita crecer y la población actual del mismo está atascada en el pasado, pensando que si llega la vida nocturna o el comercio no saldremos adelante, dejando de lado cualquier tipo de turismo que el pueblo pueda generar.

Nuestros mayores mantienen la firme idea de que las cosas están bien como están, pero es una cruda realidad que si nuestra juventud no sale cerca de casa lo hará lejos lo cual es aún peor si pretenden beber alcohol o ingerir sustancias nocivas, ya que perdemos el control sobre su localización.

Necesitamos concienciar al pueblo de la necesidad de estos locales, aunque sea en un emplazamiento a las afueras del mismo.


Leave a Reply